Modo Nocturno

Conoce Etheremon: La nueva plataforma de juegos

Ethereum es una plataforma de contratos inteligentes basada en la tecnología blockchain, lanzada en el año 2015. Asimismo, cuenta con una criptomoneda conocida como Ether o Ethereum. Desde su creación, ha logrado consolidarse como una de las criptodivisas de mayor popularidad y demanda. Debido a la capacidad que ofrece su plataforma de crear contratos inteligentes; algo que no podía hacerse con el Bitcoin.

Te puede interesar: Ethereum alcanza la barrera de los $900

Actualmente, el año 2017 ha sido de los mejores años para el criptomercado. Ya que ha ganado una gran popularidad a nivel mundial y se han realizado grandes inversiones en esta industria. En este sentido, el 2017 también ha sido un año excelente para el Ethereum, el cual, tiene un precio actual en el mercado de 662,41USD.

Los monstruos criptográficos

Los seguidores del Ethereum, fueron testigos de lo impresionante que ha sido el fenómeno de los CryptoKitties, una plataforma de juegos basada en el blockchain Ethereum que permitía a sus usuarios adquirir adorables gatos valorados en Ether.  De esta manera, el juego se convirtió en toda una sensación y los gatitos alcanzaron precios increíbles en el mercado.

Ahora, una nueva plataforma de juegos se encuentra en el terreno: Etheremon. La misma, permite a sus usuarios adquirir monstruos valorados en Ether, así como coleccionarlos y tener batallas con otros monstruos.

El juego fue lanzado este 18 de diciembre de este año, sin embargo, todavía se encuentra en su versión beta. Así, Etheremon busca convertirse en un juego descentralizado donde los jugadores posean derecho total de sus propiedades, y puedan coleccionar y comerciar monstruos legendarios.

De esta manera, se tienen varias actualizaciones planeadas para enero del año 2018, para poder ajustar la infraestructura de la plataforma a la gran cantidad de usuarios que continúan uniéndose al juego. Además, solucionaría algunas problemáticas de la versión beta. 

¿Ya atrapaste los tuyos? ¡Qué esperas!