¿Cómo adquirir una vivienda? Lo que debes saber

Saber cómo adquirir una vivienda puede no ser tan sencillo por varias razones, comenzando por tu situación financiera o por el simple hecho de no tener ningún conocimiento sobre el mundo de bienes raíces.

Es por eso que en este artículo queremos compartir contigo información sobre cómo adquirir una vivienda y sobre cosas que no debes de hacer cuando estés por adquirir un crédito para comprar tu casa.

Algunos de los consejos que compartiremos a continuación son un tanto básicos, pero muchas personas suelen pasarlos por alto y terminan metiéndose en muchos problemas o sin la posibilidad de obtener su crédito hipotecario para poder adquirir su vivienda.

Consejos para poder adquirir una vivienda

Los siguientes consejos te serán de mucha utilidad para poder adquirir tu vivienda sin tener muchas complicaciones en el proceso:

No dejes de pagar las deudas que tengas

Sin duda alguna uno de los aspectos más importantes que debemos de tener en cuenta cuando estamos por comprar nuestra vivienda es no dejar de pagar las deudas de tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, préstamos, etc.

Esto es realmente importante para que no seas considerado como alguien moroso, lo que sin duda alguna afectara la forma en la que te ven las instituciones bancarias que podrían darte un crédito hipotecario.

No cambies de trabajo

Cambiar de empleo durante este proceso te podrá generar algunos problemas. Muchas personas cometen el error de renunciar o cambiar de empleo durante el proceso de compraventa de una vivienda.

Así que, si estás por comprar una casa una de las mejores cosas que puedes hacer, si es posible hacerlo, es permanecer en el mismo trabajo durante todo el proceso. Esto se debe a que la mayoría de instituciones financieras revisan la estabilidad laboral del solicitante al momento de decidir si le otorgan un crédito o no.

La inmobiliaria también suele revisar si el solicitante tiene un trabajo actual, analizando su perfil y las posibilidades que tiene para la compraventa de propiedades.

En caso de que hayas perdido tu trabajo y no tengas otros medios para poder solventar el crédito hipotecario que estás pensando en adquirir, entonces lo mejor que puedes hacer es cancelar tu solicitud e compraventa por el momento.

No debes desanimarte, más adelante tendrás la posibilidad de sacar otro préstamo hipotecario en cuanto puedas incorporarte a otro trabajo.

No hacer ningún cambio financiero antes de la pre aprobación del crédito hipotecario

Otro aspecto muy importante que no se debe de pasar por alto bajo ningún motivo es hacer cambios financieros. Es muy importante mantener tus finanzas en orden y no hacer movimientos en el banco antes de que se vaya a solicitar la pre aprobación del crédito hipotecario.

Es decir, debes de evitar errores como mover tu dinero de una cuenta a otra o hacer depósitos bancarios muy grandes o exuberantes. Esto debido a que el banco tiene el derecho de exigirte que expliques el motivo por el que se realizaron dichos movimientos. Esto es para evitar que se generen fraudes hipotecarios.

Aunque no hayas hecho nada malo, al fin y al cabo, esto termina generando desconfianza y aumentando las probabilidades de que el crédito sea negado. Es por eso que debes de evitar cambios bruscos y ser lo más transparente que puedas.

Mantén tu dinero en la misma cuenta al menos dos meses antes de que vayas a realizar la solicitud, siendo esto de gran ayuda para evitar complicaciones.

Cómo adquirir una vivienda 2

No cambiar de banco

Para poder solicitar un crédito hipotecario a un banco tienes que ser un usuario de este banco. Así que, si a mitad del proceso de tu solicitud del crédito se te ocurre dejar de ser cliente de un banco, obviamente el banco terminará por negar la solicitud de préstamo que estaba pendiente.

Por otro lado, también debes de tener en cuenta que, si cuentas con un buen historial crediticio, en el que tengas una buena cantidad de fondos en el banco en el que realizarás tu solicitud de crédito, es poco probable que otro banco o institución financiera decida darte mejores condiciones de préstamo que el banco en el que has sido cliente desde hace tiempo.

Evita solicitar otros créditos

En este caso es importante tener en cuenta el “score crediticio”, que sirve como el puntaje que se tiene y que determina el tipo de crédito que nos puede otorgar.

Así, si tienes un buen puntaje por pagar a tiempo, no ser moroso y por tener estabilidad laboral, será más factible que tu institución financiera y otras te puedan otorgar un buen crédito.

De esta forma, entre los principales aspectos que se deben de tener en cuenta cuando vayas a comprar una vivienda, podemos destacar el hecho de que no adquieras más créditos de los que en realidad necesitas.

Por ejemplo, no pienses que si estás por pagar un crédito para una casa de una vez puedes pagar un préstamo automotriz o incluso cambiar un plan nuevo para tu móvil. No solicites cambios o nuevos créditos hasta que tu crédito hipotecario haya sido resuelto.

No invertir de más en la vivienda

En algunas temporadas las viviendas pueden tener un valor más elevado, por lo que es muy recomendable que tu agente de bienes raíces pueda asesorarte sobre cuál es el mejor momento para comprar una vivienda y que de esta forma tu evites realizar una inversión más alta.

No debes de ser desesperado o perder la calma, ya que esto puede ocasionar que termines solicitando un crédito más grande de lo que necesitas.

Es importante no excederse

Sabemos que vas a querer comparar la mejor casa que puedas, pero es muy importante que no te excedas para evitar problemas más adelante.

Cuando estás en el proceso de comprar una vivienda es normal que algunas entidades financieras terminen ofreciendo mensualidades muy excesivas para la hipoteca. Es por eso que debes de pensar bien cuánto tiempo necesitarás para poder liquidar el préstamo y no dejarte llevar por las sugerencias que te haga el trabajador del banco.

Teniendo estos puntos o consejos en cuenta deberías poder adquirir una vivienda sin muchas complicaciones, pudiendo obtener un crédito hipotecario que te permita comprar una vivienda que se ajuste a tus necesidades.