¿Cómo funcionan los bitcoins y, de hecho, qué son?

El Bitcoin es la moneda del futuro, al menos según afirman algunas personas, y sus precios están sujetos cada vez más al interés y la especulación. Bitcoin es una moneda virtual, la más famosa en circulación.

Esta criptomoneda, que es solo una de las muchas que existen hoy en día, tiene como fortaleza una compleja combinación de privacidad con innovación tecnológica.

Los bitcoins no existen concretamente ya que no hay un organismo o institución que regule su difusión, pero están limitados a ser una moneda presente a nivel informático.

La creación de los bitcoins está asociada a la resolución de un proceso de cálculo muy complejo, un método que regula su progreso y crecimiento de acuerdo con patrones predecibles.

 

¿Qué son realmente los bitcoins?

Bitcoin es una criptomoneda que se ha hecho popular en todo el mundo. Es popular actualmente debido a su alto porcentaje de ganancia. La idea detrás de los bitcoins es crear una moneda independiente de cualquier tipo de autoridad, que te permita hacer pagos electrónicos en cualquier parte del mundo, sin cheques y de forma instantánea y anónima.

Por esta razón, precisamente, la moneda ha sido prohibida en China y Japón, y en muchos otros países temen por los efectos de este nuevo método de pago. Los bitcoins tienen valor y son intercambiados entre las partes.

No es posible falsificar los bitcoins. El proceso de crear un bitcoin es tan exhaustivo e informáticamente difícil, que no es económicamente viable para los falsificadores el tratar de manipular el sistema.

Los mineros mantienen los registros públicos que definen el criterio para crear bitcoins; se les paga por su trabajo con nuevos bitcoins por cada semana en la que contribuyen con la red.

La minería es una actividad gratuita que cualquiera puede hacer y que produce bitcoins, incrementando así el número total de esta moneda en el mundo.

Básicamente debes, a través de algoritmos, asegurarte de que se lleven a cabo los pagos y de que el dinero no se suplique.

Inicialmente, cualquiera pudiera participar en esta actividad de producción. Sin embargo, la creciente dificultad en el cálculo permite la participación solo a aquellos que tienen hardware especializado.

La red que administra los métodos de pago es la misma en la que participas para producir bitcoins: a través de la actividad de minería, se usa una enorme potencia informática para desencriptar los algoritmos bajo los bitcoins para generar nuevo dinero, distribuido a los agentes de cálculo según la contribución ofrecida por cada uno.

Cómo abrir una cuenta Bitcoin

Antes de pasar a las ventajas y desventajas de este tipo de moneda, veamos cómo puedes abrir una cuenta de este tipo y si es una operación posible para todos. Para abrir una cuenta, puedes ayudarte con sitios online. Existen muchas plataformas que ofrecen la opción de cuenta gratuita para el trading de bitcoin. Para comenzar, se pueden aprovechar esas plataformas. Si ya tienes algo experiencia en el mundo del Bitcoin, puedes usar una cuenta paga. Los costos de suscripción para una cuenta de bitcoins no son muy altos. Si quieres comenzar a hacer trading con montos pequeños, puedes costearte fácilmente una de estas cuentas.

El primer paso es tener un software que soporte el archivo del monedero (“wallet”). En es.cryptoengine.app existen muchas opciones en este sentido que se adaptan las necesidades de quien abre la cuenta.

Las criptomonedas, uno de los instrumentos financieros más importantes de nuestra era, están destinadas a estar en boca de todos por mucho tiempo más. Solo piensa en que más y más inversionistas están indagando cada día acerca de los precios del Bitcoin y de otras criptomonedas.

Según los mercados financieros, tras un periodo de dificultad, las criptomonedas están recuperando terreno. Hoy, por ejemplo, Bitcoin ha logrado recuperar su valor al marcar $6,000.

Respaldada por la tecnología Blockchain, la plataforma en la cual se llevan a cabo las transacciones parece tener un complejo sistema de seguridad criptográfica. Esto garantiza el anonimato, la seguridad y una mayor velocidad al mover la liquidez de la persona, a pesar de las operaciones clásicas con instituciones bancarias o financieras. El “boom” de las criptomonedas está impulsando el negocio de la industria de los microchips. Según las estimaciones, la contribución de la criptominería a la primera línea pudiera duplicarse de 5% a 10% este año, alimentando así una creciente demanda de procesadores. Es el segmento con más rápido crecimiento para