Diferentes tipos de empresas y sus ventajas

Los diferentes tipos de empresas y sus ventajas son factores que se debería investigar al inicio, incluso antes de pensar en montar un negocio. Entre las opciones más comunes, se encuentran las empresas privadas y empresas de servicios. Cada una destacando por sus propias características que la hacen mejor para un tipo de corporación o compañía en general.

Lo primero que se debe pensar es el objetivo de la empresa, así como la naturaleza de la organización. Si quiere conseguir metas grandes, con un gran proceso de producción y que involucre grandes desembolsos de dinero, puede la unipersonal no sea la más adecuada. Mientras que si no quiere que su capital se vea afectado, y desea compartir las responsabilidades legales, las de socios puede ser una mejor opción.

También depende, claro está, de lo que vaya a ofrecer para elegir los tipos de empresas. Cuando se trata de empresas privadas, el presupuesto sale directamente del capital de los socios o dueños. Mientras que en una empresa de servicios, o empresa pública, esta es financiada directamente por el estado o gobierno. En el mismo orden de ideas, al final del año económico, la empresa privada puede repartir las ganancias, o perdida, entre sus dueños. Mientras que en la empresa pública, toda la ganancia va a manos del estados.

tipos de empresas

Estos tipos de empresa presentan características que las diferencian, así como sus propias ventajas y desventajas. Lo que es bueno para eliminar las opciones que no encajen en su negocio, y así facilitar su elección. Por tanto, ¿tienes pensado montar una empresa y no sabes cuál se adapta a tus necesidades? Acompáñanos hasta el final del artículo para descubrir las ventajas de los tipos de empresas y cómo se encuentran compuestas. ¡Comencemos!

Tipos de empresas y sus ventajas

Una empresa es esa forma de organización empresarial, creada por la ley, que sirve como base para alcanzar objetivos. Estos objetivos pueden variar dependiendo de la naturaleza de la empresa. Por ejemplo, hay organizaciones que persiguen ganancias y beneficios, otras prestar servicios a la sociedad y generar un bien, mientras que otras se desempeñan en representar a terceros.

Cuando hablamos de tipos de empresas, nos referimos a la asociación de personas, creadas para emprender actividades comerciales y que tiene una existencia legal que le permite operar. Por lo general tienen sucesión perpetua, sello único y una marca con la que los clientes la asocian. Depende de cómo está compuesta para saber si es ventajosa para su empresa o no, tal como le mostraremos a continuación:

Empresa de una sola persona

La empresa de una persona es una categoría relativamente nueva que ha incentivado a las nuevas organizaciones y jóvenes emprendedores a que incorporen su identidad comercial y compitan en un negocio. Lo bueno de este tipo de empresa es que promueve el concepto de generar un producto o servicio a través de la legalización de la empresa.

No se debe confundir con una empresa unipersonal, ya que se diferencian en el tipo de estructura empresarial. Si eres el único propietario cuando se inicia un nuevo negocio, la empresa pasará a ser automáticamente de usted de acuerdo a la ley. No se necesitará registrar a través del estado, aunque sí es necesario estar atento con las licencias y los permisos comerciales del local.

tipos de empresas para elegir

Se recomienda la empresa de propietario único en caso de que no le preocupe la responsabilidad personal. Las ventajas es que es fácil de formar y mantener, siendo el dueño y negocio la misma entidad. El propietario puede deducir su pérdida comercial neta de sus impuestos sobre la renta personal y no se requiere papeleo. También las ganancias solo se gravan en las declaraciones de los impuestos del propietario.

Empresa de varios socios

Este tipo de empresa es similar a la unipersonal, y suele ser la opción predeterminada para los que tienen múltiples propietarios. Las características de esta empresa es que se comparte la propiedad del negocio, las ganancias o pérdidas y debe tener el mismo derecho a la hora de administrar el negocio.

Destaca por ser fácil de formar, mantener, y no cuesta nada formar el tipo de entidad comercial. Los dueños de la empresa pueden informar cuál es su parte de las perdidas comerciales a través de los impuestos sobre la renta personal.

Empresa privada

Las empresas privadas son aquellas que se encuentran registradas ante la ley por dos o más personas bajo la ley de compañías. Los valores de dicha empresa no cotizan en una bolsa de valores, y no pueden invitar al público a suscribirse a las acciones y obligaciones. Estos tampoco se pueden transferir las acciones. El número máximo de personas en la empresa privada depende de la legislación del país, pero en general supera las 200.

Las ganancias y las pérdidas de estas empresas se reparten al final del año económico. El capital y control le pertenece a los particulares, ya sean personas físicas que administran la empresa o bien otras empresas privadas. Los dueños, que son llamados accionistas, tienen poder de voto de acuerdo al valor de sus acciones y deciden el rumbo. Asignan el presupuesto, controlan la gestión de la empresa y representan legalmente a la organización ante fraudes o fallos.

Empresa pública

Las empresas públicas son un tipo de organización cuya existencia legal es independiente sus miembros, o accionistas, en la que cada una de sus responsabilidades es limitada. Por tanto, no se ve afectada por la jubilación o muerte de alguno de los accionistas. Se necesita un mínimo de 7 miembros para poner a funcionar la sociedad, mientras que no hay un límite máximo en cuanto a esto.

La propiedad de la empresa le pertenece a una administración pública, es decir, al estado. También puede ser dueño una comunidad autónoma o los ayuntamientos. Estos controlan las actividades de la empresa y su objetivo suele ser de naturaleza social en vista del servicio de la comunidad. Ejemplos, las empresas públicas de transporte, abastecimiento de agua los medios de comunicación y la educación.

¿Cuál es la empresa adecuada para usted?

Existen varios factores que inciden en la decisión de la elección de la empresa. Antes de elegir en cuál empresa invertir su capital, piense si es fácil de configurar y comenzar la operación de los servicios. También en las ventajas y desventajas de los impuestos u otras responsabilidades legales. En el mismo marco de ideal, evalué si es necesario mantener los registros, existen regulaciones complicadas para mantener activo el negocio y si el dueño muere.

formar una empresa

Dependiendo del tipo de estructura empresarial que elija, dependerá cómo se verá la empresa. Si es solo usted, la empresa de un solo propietario es la elección correcta. Sin embargo, si le preocupa arriesgar sus activos personales, a través de impuestos y responsabilidades, puede sentirse más cómodo con una corporación.

Trucos, vídeos, consejos, señales de trading...Suscríbete gratis a nuestro boletín