El bitcoin está cayendo en picada debido a la crisis financiera en Kazajistán

Para nadie es un secreto que el bitcoin es una moneda virtual conocida y trabajada internacionalmente, y aunque no muchos países aprueban y legalicen su uso, cuenta con un gran número de inversores e incluso naciones que apuestan diariamente por el éxito y el aumento exponencial del valor de la criptodivisa.

Desde el mes de septiembre del año pasado, el bitcoin ha estado atravesando una crisis espantosa en su valor dentro del mercado de las criptomonedas, y para preocupación de los inversionistas fue precisamente esta semana en la que sus cifras se hundieron hasta el piso, pues actualmente su valor se encuentra por debajo de los 42.000 dólares.

El bitcoin es mundialmente la criptomeda de mayor flujo, pero desde hace un tiempo para acá ha venido presentando preocupantes devaluaciones. Ya que desde septiembre de 2021 en donde tuvo su peor caída, se había mantenido, pero esta semana se desplomó de nuevo en cerca del 8% perdiendo al menos 3.000 dorales más de su valor anterior.

Al mismo tiempo que el bitcoin atraviesa actualmente su peor momento, podemos decir que durante el año pasado también alcanzó su tope, llegando a cifras impresionantes y que cumplían y hasta superaban la expectativas de sus comerciantes, así que es importante destacar que a pesar de su fuerte inestabilidad, durante noviembre del año la divisa se ubicó como la criptomoneda reina, cuando sus cifras rozaron los 70.000 dólares.

¿Por qué las cifras son negativas?

Los economistas apuntan, a que un causante fundamental de esta caída es la FED; el acta de la reserva federal, pues según los expertos, desde la publicación de estos tratados, el bitcoin comenzó a decaer con rapidez, y explican el porque en estos momento la criptomoneda ya no es una forma segura ni lucrativa de invertir el dinero. Ya que los bancos centrales a nivel mundial están estableciendo políticas más estrictas.

A su vez es necesario acotar que las manifestaciones y disturbios que están ocurriendo en Kazajistán, afectan gravemente el flujo de la divisa, debido a que el país asiático es el segundo centro de minería de bitcoin más grande del mundo. Y claramente mientras se lían a balazos con los rusos, no pueden estar minando.