Gemalto: La adopción de Blockchain para asegurar IoT se duplicó en 2018

El uso de la tecnología blockchain para ayudar a proteger Internet de datos, servicios y dispositivos se duplicó el año pasado, según una encuesta reciente realizada por la firma de seguridad digital Gemalto.

En un informe publicado el martes, la firma dijo que la adopción de blockchain en el sector de IoT creció de 9 por ciento a 19 por ciento en 2018, a pesar de que la industria aún está a la espera de una regulación en torno a la tecnología.

Gemalto encuestó a 950 profesionales de tecnología y negocios a nivel mundial para el estudio, y descubrió que el 23 por ciento de los encuestados cree que la tecnología blockchain sería una solución “ideal” para usar en la protección de los dispositivos de IoT. Además, es probable que el 91 % de las empresas que actualmente no usan la tecnología lo consideren en el futuro.

Jason Hart, CTO de protección de datos en Gemalto, hizo hincapié en la necesidad de claridad regulatoria en una declaración, diciendo:

“Las empresas claramente sienten la presión de proteger la creciente cantidad de datos que recopilan y almacenan. Pero si bien es positivo, intentan solucionarlo invirtiendo en más seguridad, como blockchain, necesitan orientación directa para asegurarse de que no se están exponiendo. Para lograr esto, las empresas deben estar presionando más al gobierno para que actúe, ya que son ellas las que se verán afectadas si sufren una violación “.

A pesar del crecimiento en la aceptación de la tecnología blockchain, la adopción aún se encuentra en sus primeras etapas. Como resultado, las empresas continúan apostando por otros métodos para protegerse contra los piratas informáticos, según la encuesta, la mayoría (71 %) encripta sus datos, el 66 % elige métodos de protección con contraseña y el 38 % integra sistemas de autenticación de dos factores.

Sin embargo, casi la mitad de las empresas encuestadas no pueden detectar si sus dispositivos de IoT han sufrido una infracción, y el 95 por ciento cree que deberían existir normas y reglamentos de seguridad estándar.