Grupo Ruso lanza nueva criptocampaña 

Recientemente se informó que un grupo de lobistas rusos liderado por Digital Rights Center; un reconocido bufete de abogados; había tomado la decisión de lanzar una nueva criptocampaña en contra de la leyes que prohíben el uso de las monedas digitales en el territorio; alegando que estas no satisfacen las necesidades de la industria, y que solo perjudican la comercialización de los activos. 

En contra de las iniciativas reguladoras 

Grupo Ruso lanza nueva criptocampaña 

Así lo afirman los lobistas: “Estas nuevas regulaciones, no tienen nada positivo que ofrecer a los inversionistas, ni al mercado, y solo impiden la adopción de las monedas digitales en el país”. 

En relación a lo anterior el grupo decidió crear una nueva criptocampaña que ayudaría a resistir ante el proceso de adopción de algunas leyes, normativas que solo obstaculizan el desarrollo del volumen comercial de las monedas digitales; así lo anunció Digital Rights Center; el pasado Martes. 

Pero el grupo no está solo ya que a la criptocampaña también se unen la organización pública rusa Investment Rusia, la organización sin ánimo de lucro RosCón Svoboda y la Comisión de Tecnologías Blockchain y Economía Digital. 

Conoce el nuevo proyecto de protección 

“Public initiative of the crypto community in Russia”; conocido en español cómo: Iniciativa pública de la comunidad de criptomonedas en Rusia; es el nombre de la nueva criptocampaña que se está llevando a cabo en el territorio ruso.

El grupo afirma que estas leyes solo dificultan el crecimiento de las monedas digitales en el territorio y al mismo tiempo frenan el crecimiento del mercado relacionado a las finanzas distribuidas. 

Una de las razones por las que la snuevas leyes no tienen el apoyo que merecen, es porque estas prohíben el uso de las monedas digitales como método de pago, y conllevan un ecosistema de sanciones si la persona decide no informar sobre sus transacciones valorada en monedas digitales; hablamos de hasta 3 años de cárcel. 

Esta petición fue dirigida a grandes reguladores entre ellos: el Ministerio de Desarrollo Económico, el Ministerio de Finanzas, el Banco de Rusia, el Comité de la Duma Estatal de Rusia sobre los mercados financieros y el Servicio Federal de Impuestos.