Plataforma de blockchain EOS es número uno en China

Las clasificaciones de las principales criptomonedas apoyadas por el gobierno, hechas por el Centro para el Desarrollo de la Información y la Industria (CCID), del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China, ubicaron a la plataforma nacional de blockchain EOS en el primer lugar.

Fueron evaluadas treinta y cuatro criptomonedas, tomando en cuenta criterios como capitalización de mercado, tecnología básica, aplicabilidad y creatividad. Los resultados fueron sorpresivos y desataron polémica, debido a que el Bitcoin quedó relegado al puesto número dieciocho del listado.

El origen de las encuestas

Las clasificaciones aparecieron por primera vez en mayo de este año. Las mismas se originaron por iniciativa del gobierno chino, el cual anunció el 11 de mayo en la conferencia de Beijing que publicaría un análisis independiente mensual de las criptomonedas y proyectos de blockchain.

Para la evaluación contribuyeron expertos y eruditos nacionales de primera categoría, bautizado como el “índice de evaluación global de la cadena pública”, cuyo objetivo primordial es entender el nivel de desarrollo de los proyectos para comprender profundamente la tendencia de la innovación de los activos criptográficos y de la tecnología blockchain.

A pesar de esto, el comercio de criptomonedas aún está vetado en China. Sin embargo, la decisión del gobierno genera publicidad para los criptoactivos y demuestra la confianza del mismo en dicha tecnología, dando la posibilidad de que en un futuro se levante la prohibición.

¿Qué es EOS?

Sus desarrolladores le han denominado como la infraestructura más poderosa para aplicaciones descentralizadas. Basado en el sistema blockchain, ofrece la posibilidad de desarrollar, alojar y ejecutar dApps en su plataforma.

EOS tiene en su haber todas las funcionalidades básicas que son fundamentales para que las corporativas y particulares elaboren sus aplicaciones con base en Blockchain, como por ejemplo proporcionar acceso y autentificación, permisos, datos, administración o comunicación.

Además, entre todos estos beneficios, destacan la eliminación de las comisiones de las transacciones y la escalabilidad, de modo que los usuarios puedan desarrollar millones de operaciones en cuestión de segundos.

Entonces, el EOS, por los momentos, funge como principal rival del Ethereum, porque dos de sus grandes debilidades son las altas comisiones que cobran por realizar transacciones y el mal rendimiento de su plataforma. No obstante, el sistema EOS no puede cantar victoria todavía por estar apenas en desarrollo.