Resistencia a la minería ASIC en 2018

Es muy bien sabido que la minería es el proceso fundamental del criptoecosistema, pues a través de la minería es que se crean nuevas criptomonedas para su circulación en el mercado y se determina la viabilidad de las mismas. Esto hace que se busquen formas más eficientes para poder minar criptodivisas, pero puede que esto no sea del todo bueno.

La minería ASIC

En función de obtener una mejor eficiencia a la hora de minar criptomonedas se implementan los chips ASIC que brindan un mayor poder de procesamiento que cualquier CPU o GPU, lo que significa una mayor tasa de hash, debido a que estos chips pueden programarse para realizar una única tarea en específico, que en este caso es la minería de criptoactivos.

El problema con la minería ASIC

Los chips ASIC son piezas de hardware grandiosas, pero también poseen limitantes como su muy elevado costo, pudiendo alcanzar los US$3.000, además de que consumen una enorme cantidad de energía, lo que hace que se calienten y sean muy ruidosos.

Por las características de estos mineros, su implementación como casero es prácticamente imposible y solo son utilizados por empresas que poseen habitaciones dedicadas para ocupar mineros ASIC. Esto viola los ideales de las criptomonedas, que tienen como objetivo presentar un ambiente económico descentralizado, pues estas empresas pueden llegar a controlar el mercado de una criptomoneda centralizando su comercio.

Criptomonedas que se resisten a esta minería

Varias criptomonedas a través del año 2018 hicieron cambios a sus algoritmos de minado con el fin de evitar a los minadores ASIC, debido a que algunos recibieron ataques del 51% y las demás buscan evitar sufrir los mismos atentados. Las criptomonedas que hicieron sus cambios son Monero, Siacoin, Ethereum y Bitcoin Gold.

La minería ASIC puede presentar varias ventajas para los interesados en adquirir criptomonedas, pero debido a su limitada accesibilidad puede representar una contradicción a la filosofía de descentralización de estos activos.